La UNaM presentó el libro de Yvonne Pierron

El ritmo tranquilo de Pueblo Presidente Arturo Illia se vió modificado el pasado viernes 28 de septiembre justo cuando se cumplía un año del fallecimiento de la hermana Yvonne Pierrone, quien supo adoptar al lugar como “suyo” y allí entregar lo mejor de sí.

Es que ese día se presentó el libro “Yvonne Pierron. Su lugar en el mundo”, de la Editorial Universitaria sobre la vida y la obra de la querida monja francesa llegada a la Argentina en 1955.
Para el acontecimiento se congregaron en el tinglado que se usa como salón de usos múltiples del BOP 42, alumnos, docentes y vecinos; a los cuales Yvonne marcó con su presencia y su legado.
Entre las iniciativas vinculadas con el homenaje se contó la denominación de Yvonne Pierron a la calle Nº 1 del pueblo, y el anuncio de un proyecto de futuro Centro Cultural que llevará su nombre.
Asimismo se produjo una importante donación de ejemplares del libro que narra en la voz de su protagonista, las vivencias de sus años de lucha y compromiso junto a los que fueron sus compañeros de ruta en Hurlingham, Moreno, la Patagonia, Corrientes, Francia, Nicaragua y Misiones. Y una gran selección de fotografías que le ponen color a una vida de entrega por los más necesitados.
Documental sobre su vida
En el homenaje también se proyectó un avance de la película que el grupo Documenta está produciendo.


Los presentes
Se hicieron presentes en el acto el vicerrector de la UNaM, Fernando Kramer; la Ministra de Derechos Humanos, Lilia Marquesini; el autor del libro Eric Domergue; la directora de la Editorial, Nélida González, el ex-rector Javier Gortari, el presidente del Consejo Deliberante Hugo Grade y el director del BOP 42, Ricardo Dos Santos.

Detalles del libro

La obra del periodista y escritor Eric Domergue, que conoció a Yvonne en 1978, se encargó de rescatar las largas charlas que mantuvo con ella en el año 2006 donde la propia protagonista narra en primera persona su juventud en Francia en plena Segunda Guerra Mundial, el llamado de Dios, si ingreso al convento, la gran aventura de cruzar el Océano Atlántico hacia la periferia oeste de Buenos Aires, luego su presencia en la Patagonia junto a los Mapuches, en Corrientes con las Ligas Agrarias, el secuestro de sus compañeras Alice Domon y Léonie Duquet durante la dictadura. Le siguen el forzado exilio en Francia, su compromiso y presencia con la Nicaragua sandinista y el esperado regreso a la Argentina en democracia, a su querida Misiones, a Pueblo Illia y Posadas, su último lugar en el mundo.